Abrazar

 

¿Cuantas abrazos has dado y recibido el día de hoy?, la respuesta a esa  pregunta tan sencilla puede orientarte en relación a como se encuentra tu vida y tu salud, los conocedores del ser humano y los investigadores científicos dicen que el abrazo no es solo un contacto físico agradable, sino que resulta imprescindible  para nuestro desarrollo físico y mental.

El abrazo es la primera forma de medicina y protección que se inventó en el mundo. Un bebé de cualquier especie se aliviará de todos sus miedos, dudas, frío, nerviosismo, a través del contacto de los brazos calidos de su madre. Igualmente, todo adulto se sentirá reconfortado, acompañado, unido, aliviado, con un abrazo sincero.

Un abrazo diario eleva nuestra estima, mejora el sistema inmunológico, nos une. Dos abrazos multiplican el efecto. Tres abrazos tienen un poder sanador, antiestrés, protector. De acuerdo con estudios recientes, para que una persona viva de manera equilibrada psicológica y afectivamente, necesita mínimo cuatro abrazos diarios

Los abrazos nos alivian el dolor cuando perdemos a un ser querido o estamos en desgracia, teniendo un gran efecto en la unión familiar, en el estar siempre en el terruño, en los brazos maternos, en volver a nuestras raíces naturales de humanidad. Calman la ansiedad, la depresión y  los dolores en general.

A pesar de el poder sanador y reparador del abrazo, vivimos en una sociedad que no ve con buenos ojos el contacto físico, por lo cual hemos relegando los abrazos a situaciones extremas o a relaciones de pareja, sin embargo el abrazo es una necesidad que tienen todos los seres humanos en todas las etapas de la vida,  es importante por tanto comprender que el abrazo es una medicina que todos tenemos a nuestro alcance y cada vez está escaseando más.

Cuando decidas retomar el poder del abrazo recuerda que al abrazar damos y recibimos desde un espacio calido de nuestra alma, al hacerlo es importante ser sincero, con entrega, compartiendo energías de armonía, abierto en ofrecerse pero cerrado en un núcleo de amor al momento de abrazar. Mucho más allá de las palabras, de las hipocresías, de las miradas, del contacto carnal, es la unión de la parte espiritual y Divina de cada cual.

Un abrazo de corazón dice más que un discurso, reconforta el alma, lleva consuelo, combate la depresión, levanta el ánimo, mejora el sistema inmunológico, aumenta la autoestima, y nos ayuda a sanar y perdonar.

 

¿Cuántos abrazos genuinos, respetuosos y maravillosos  compartiste hoy?

NOTA: Esta tarde inicia  “VIVIR EN ARMONÍA PARA ALCANZAR EL EQUILIBRIO“, gracias a todos los que se inscribieron, tenemos más personas de las que esperabamos.  Aun hay cupos para el sábado 12 en el taller  “COMO ME RELACIONO EN PAREJA“.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Autoestima, Crecimiento Personal, Sanación, Talleres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s