Amor a si mismo Contra egoísmo

Amor a si mismo y egoísmo son dos conceptos que suelen identificarse por ignorancia.

Un concepto erróneo y superficial sobre el amor hace que muchos personas piensen que el amor a si mismo es egoísmo.

No solo no son lo mismo, sino que se oponen.

El que se ama bien así mismo no es egoísta.

El egoísta no se ama bien a si mismo.

El enamoramiento narcisista o utilitario de si mismo no es amor así mismo, es solo una idea, un concepto vanidoso de si mismo.

El verdadero amor a si mismo impulsa a la persona a su completo y verdadero desarrollo. Pero como la persona humana es esencial y primariamente capacidad amorosa, sólo se amará de verdad cuando cumpla y realice esa capacidad de amar a todos y a todos, incluida ella misma. Pero también a los demás.

La persona amará en mayor o menor grado en eso consistirá su mayor o menor grado de desarrollo. Pero deberá amar.

Y amar es desear y contribuir al crecimiento del ser que se ama.

Por eso, el amor verdadero no puede ser ni posesivo ni exclusivo.

Muchos piensan que su amor es mayor cuando es posesivo y exclusivo. Les parece que su amor así es más integro y fuerte. Grave error.

El que cree que se ama sólo a si mismo no se ama.

El que ama con amor posesivo y exclusivo, no ama.

Su amor exclusivo a sí mismo lo anquilosa, lo encierra en su agujero raquítico, e impide su crecimiento como persona. Su amor posesivo y exclusivo a los demás también.

El que se ama solo a sí  mismo no quiere ni busca su verdadero bien. Por eso no se ama de verdad.

Muchos de nuestros problemas radican absurdamente en que estamos egoístas y absurdamente enamorados de nosotros mismos. Encerrados en nosotros mismos

Los demás sólo nos interesan en tanto en cuanto nos son útiles, provechosos o agradables.

Eso es lo que ocurre en el amor posesivo y exclusivo.

Solo consideramos bueno lo que halaga nuestro pequeño “yo” individual y egoísta.

Sólo buscamos lo que satisface nuestros gustos individuales.

Cuando amamos al mundo, las cosas y las personas por lo que son en si mismas y porque comprendemos que somos capacidad amorosa y la ejercitamos, entonces las cosas adquieren su verdadera dimensión valor y sentido.

Entonces yo me estoy amando de verdad porque estoy amando mi verdadero desarrollo que va unido y está relacionado íntimamente con el desarrollo de los demás.

No hay verdadero amor así mismo si no se siente un impulso interior y profundo al amor y bien de los demás.

Amor a si mismo es amar nuestra verdadera realidad. Y nuestra verdadera propia y específica realidad consiste en la capacidad que tenemos de amar. Si te amas de verdad amaras todo y a todos. Y al que es TODO.

Y amaras sin interés utilitario

Y te amaras a ti mismo sin temo alguno

Amarás por lo que cada uno es. No por lo que vas a recibir. Ni siquiera el cielo o el premio de la otra vida.

Amarás porque tu misión es desarrollar tu capacidad amorosa.

Dario Lostado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crecimiento Personal, Sanación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s