Hábitos que nos impiden prosperar

 

¿CUÁNTOS DE ESTOS ENUNCIADOS DICES O PIENSAS NORMALMENTE?

– El que sabe, trabaja y el que no, es jefe.
– Nunca me alcanza.
– Es una lucha / Hay que batallarla / Es un sacrificio.
– En este país, los únicos que se salvan son los de arriba.
– En mi trabajo, no me aprecian.
– No sé qué hacer / no sé qué quiero hacer.
– Aquí te explotan, te sacan hasta la última gota de sangre.
– Hay que tener dos o tres trabajos para sobrevivir / para vivir bien.
– Yo, con poco, me conformo.
– Los que hablan de abundancia, de que todos podemos tener, no conocen de la
vida.
– Si me quedara sin empleo, me moriría.
– Dios ayuda a los pobres.
– No puedo cobrar, lo que yo hago es espiritual / solidario / porque me gusta.
– Este trabajo me va a matar.
– Sólo espero los fines de semana / las vacaciones.
– Yo no puedo dedicarme a eso.  No da plata / no es rentable / no lo pagan bien.
– Si me pudiera salvar con la lotería, no trabajaría más.
– Es un trabajo aburrido / pesado / exigente / estresante / tedioso.
– Mis padres / esposo / hijos me dan lo que necesito.
– Hay que hacerse solo.
– Tengo que darle todo / lo mejor / la mejor educación a mis hijos. No sé decirles
que no.
– No me lo merezco / no es para tanto / es mucho para mí.
– Soy pobre, pero honrado.
– Siempre me echan / quiebro / me estafan / me explotan / tengo deudas.
– Juan era un buen hombre hasta que se llenó de plata.
– Yo no sirvo para hacer dinero.
– Mi jefe / mis compañeros me tienen harto.
– Me gustaría otro auto / otra casa / otro televisor / otra heladera / otro video / otra ropa…

Cada una de estas formulaciones son resultados de mandatos familiares y sociales y de faltas de valoración personales que sostenemos sin pensar en las consecuencias nefastas que conllevan a nuestra vida.  Revisa aquellas que piensas, busca su origen, libéralas y reformúlalas en positivo.

Por ejemplo, “Es un trabajo pesado y aburrido” puede convertirse en “Revitalizo mi trabajo con nuevas ideas y recursos, lo que lo hace más entretenido y fácil, lo cual me posibilita un mejor salario y/o otras oportunidades. Lo que aprenda y mejore en este trabajo me servirá aquí o en otro lugar”.

LAURA FOLETTO
Copyright 2009 (Derechos reservados)

2 Respuestas a “Hábitos que nos impiden prosperar

  1. gloria nancy

    El ser humano es lo que lo que quiere ser si nunca pensamos positivo jamas lograrmos metas pero si por el contrario decretamos palabras prosperas de abundancia felicidad trasformamos nuestra vida en abundancia vemos una realidad. como dijo cristo “Pedid y se te osdara” dar gracias a la vida por lo que tenemos por lo que obtenemos nos da abundancia .Ser Positivo y pensar en grande esa es la clave. Gracias

  2. jenny

    es cierto las palabras tienen poder y las personas mismas se hacen su vida con lo que decretan a diario con sus palabras,la humanidad prefiere crearse un mundo negativo de pensamientos en lugar de transformarlos en energía positiva para bienestar de cada uno y el mundo.
    luego el dicho es:unos nacen con estrella y otros nacemos estrellados,mas bien que quedamos debiendo en un pasado que ahora nos lo están cobrando,o que es lo que no estoy haciendo bien.Por favor reflexionemos a que fué que vinimos por que de adorno no fué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s