¿Qué es un hostigador?

Por: Nelly Arcan

Primeramente, el hostigador persigue siempre a alguien de quien está celoso, envidioso. Con frecuencia, la persona acosada es competente, talentosa, segura de sí. Genera movimiento. Es vital, autónoma, tiene el poder de ser vertical y conducirse a sí misma. Sobre todo, es libre. Y eso hace rabiar a nuestro hostigador. Porque, a pesar de lo que dice,  es inseguro y  le falta autonomía. Y esa carencia intenta esconderla detrás de las tácticas de manipulación o incluso, de seducción: se hace pasar por lo que no es, es decir, genial y abusado. Perseguido, injustamente excluido.

Tiene problemas para comprometerse a largo plazo y todos sus proyectos, inestables, acaban mal; es incapaz de esperar, de proyectar sus objetivos hacia el futuro pues lo quiere todo y lo quiere ya. En sus acusaciones y amenazas siempre hay ese olor a connotación afectiva, pues mezcla hechos concretos y sentimientos heridos. Por supuesto, siempre le echa la culpa al otro. El otro es la encarnación del mal. Mantiene un discurso pomposo y el hecho de que pueda llegar tener razón en algunos puntos le hace creer que tiene la razón en todo.

Se la pasa demandando para hacer desaparecer, ante sí mismo, sus propios fallos, sus fracasos. Lo pide todo. Lo quiere todo. Con frecuencia, incluso sin haber producido absolutamente nada.

Una dependencia del otro, una bajeza de comportamiento. Una incapacidad para trabajar solo, un hábito de apropiarse el trabajo de los demás con la convicción de que se trata del suyo.

La victoria

A pesar de todo, el hostigador, ese ametrallador de recriminaciones, quejas, ese lanzador de amenazas, puede llegar a ganar la partida. Porque es tenaz cuando de embaucar se trata. Es activo en la destrucción minuciosa del otro.

De forma insidiosa, el perseguidor llega a aterrorizar. Porque, a pesar de que con frecuencia no tiene bases reales (legalmente válidas) sobre las cuales apoyar sus acusaciones, se muestra persuasivo, convincente. Es ahí cuando te dices: debo ceder. Es ahí cuando empiezas a pensar en negociar, dando marcha atrás. A darle el amor que reclama, a golpe de amenazas.

Estás algo desamparado ante la justicia. ¿La razón? En la maquinación de la destrucción moral no hay violencia física, propiamente hablando. Solamente palabras. Y las palabras no son acciones.

Salvo que, en realidad, la insistencia y el odio en germen que cuecen a fuego vivo en las palabras en ráfaga, en la pronunciación rencorosa y, sobre todo, en la repetición del acoso como un metrónomo, la tortura de la gota de agua, acaban por convertirse en violencia. Una violencia que se traduce por una parálisis de tu vida, un miedo que no te abandona. Un dolor en el estómago que no quiere relajarse.  Y ese miedo que es capaz de generar, su forma de hacerte temblar, es todo lo que tiene.

El pobre.

 

3 Respuestas a “¿Qué es un hostigador?

  1. Clara

    Dios nos hizo con un espirito individual para cada persona. Son hermanas físicamente, pero espiritualmente que es lo principal, afortunadamente son distintas, ya que los valores y sentimientos de cada espíritu son diferentes.
    No se que edad puedas tener, pero no deje que el espíritu de esa persona afecte el tuyo. No le pongas atención a sus palabras y oye a tu corazón.
    Cuando tengas edad, infortunadamente si te sigue afectando debes separarte de esa persona, pero tienes que comprender que esa persona es bien miserable y que de la única manera que se puede sentir bien ella, es hacer miserable a otra persona. No lo cojas personal, pero trata de bloquear sus palabras que no significan nada, son solo palabras que salen de una boca corrupta. Enfócate en las metas que tu quieres alcanzar en tu vida
    y en Dios que nos creó y nos dá todos los recursos para sobrevivir, pero tienes que buscarlos. Ora por el espíritu de tu hermana.

  2. EDNA LUZ LOPEZ. GOMEZ

    Cuando el hostigamiento es de mujer a mujer; suele ser muy doloroso; pues pienso en la solidaridad que deberia existir con el genero. Edna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s