Una relación es de dominio y control

Sin respeto por tu imagen y dignidad

– Si no soporta a tus amigos/as y prefiere que quedéis siempre los dos a solas.
– Si siempre es él quien decide cuándo quedar, a qué hora, dónde…
– Si te dice que no le gusta que vayas a ninguna parte sin él y te lo justifica diciendo que no puede estar sin ti.
– Si controla tu manera de vestir, maquillarte, hablar o comportarte.
– Si se muestra protector y paternal hacia ti diciendo cosas como: “yo sé lo que es bueno para ti”, ” sé lo que te conviene”…
– Si para conseguir lo que quiere hay veces que te hace sentir culpable.
– Si te chantajea si no quieres mantener relaciones con él, poniendo en duda tus sentimientos hacia él.
– Si te hace responsable de su infelicidad.
– Si “le pone de los nervios” que le lleves la contraria.
– Si te dice que sería “capaz de cualquier cosa” si le dejaras.
– Si a veces “se calienta” y te dice que le dan ganas de pegarte.
– Si no soporta no saber lo que haces a lo largo del día.
– Si necesita saber todo lo que dicen tus colegas de él.
– Si intenta tener controlado tu móvil para saber con quién hablas.
– Si tiene la sensación de que le estás provocando para que “salte”.
– Si no se fía de lo que le cuentas y lo comprueba.
– Si le cuesta mucho disculparse, y más si es ante ti.
– Si siente que, como hombre, tiene que proteger a las mujeres.
– Si no está dispuesto a ocuparse a las tareas de la casa y se escaquea todo el tiempo consiguiendo que le den todo hecho.
– Si es él el que toma las decisiones importantes de la pareja.
– Si se burla de ti y te avergüenza en público.
– Si critica constantemente tus opiniones o tu forma de pensar.
– Si no se interesa por tus cosas.
– Si alguna vez se pone tan nervioso contigo que descontrola y sientes miedo.
– Si te trata como si fueras menos competente que él.

Visita Vida sin violencia y reconoce los signos de violencia en la relación de pareja.

El respeto a la dignidad de todos los seres humanos nos humaniza.

Anuncios